Manejo de enraizantes en arroz de secano

20 / 09 / 2019 | Control, Prevención

En los actuales momentos los cultivos de arroz de secano están sufriendo los estragos de un periodo de sequía prolongada (en algunas zonas más de 30 días), este fenómeno climático ocasiona muchos problemas en este sistema de siembra, iniciando desde una germinación lenta, con plántulas de escaso vigor, pérdida de la eficiencia de los productos pre emergentes y, por consiguiente, emergencia de plantas indeseables dentro de las parcelas de cultivos. Además, a consecuencia de la sequía surgen plagas endémicas y de muy difícil control como los grillos topo (Grillotalpa) y gallina ciega (Phyllophaga sp.), los cuales ocasionan daños directo a las raíces, perjudicando el anclaje y normal absorción de nutrientes.


El vigor y el desarrollo de las plántulas es muy importante para iniciar un buen cultivo de arroz, de esto dependerá la futura producción de nuestro arrozal. Sin embargo, cuando su sistema radicular está deficiente, sea por un daño mecánico o porque el suelo donde se desarrolla no ofrece las condiciones adecuadas, es necesario proporcionarle al cultivo nutrientes y bioestimulantes que le ayuden a recuperar el vigor y a superar esas condiciones adversas que podría afectar seriamente la productividad.


En el mercado se encuentran disponibles varios productos que ayudan a mejorar el desarrollo vigoroso de las plántulas de arroz, entre los cuales encontramos Más Raíz ® y Green Master ®, los cuales se pueden aplicar sólo o en mezclas con otros agroquímicos, como insecticidas, herbicidas o bioestimulantes. La experiencia obtenida en la zona de la provincia de Los Ríos (Hacienda Nueva Isla, del señor Antenor Murillo) ha permitido comprobar la eficiencia de estos productos, aplicados en capacidad de campo, luego de haber soportado el cultivo stress hídrico, aplicados desde los 12 a 25 días después de la siembra.

BENEFICIOS DE USO
• Disminuye los efectos negativos del stress hídrico.
• Mejora el anclaje de las plantas, mejorando su resistencia al acame y al ataque de plagas y enfermedades.
• Incrementa cualitativa y cuantitativamente la masa radicular de los cultivos, obteniendo un mejor suministro de nutrientes, además los cultivos tratados toleran mejor los daños mecánicos o fitotóxicos causados por insectos o mal manejo de pesticidas.
• Mejora la calidad y cantidad de las cosechas, incrementando la producción y la rentabilidad por hectárea.
• Pueden utilizarse en programas de nutrición para tratar cultivos con daños severos de nematodos u otras plagas que afectan las raíces del cultivo de arroz.

20 ∙ EL AGRO ∙ Edición 176

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?